EL VERTIGO, UNA PÉRDIDA DE REFERENCIAS

Una de las experiencias más desafiantes y en algunos casos inesperadas, es el vértigo. Para quienes nunca lo han experimentado, te cuento que es una sensación de movimiento ilusorio y mareo junto con la dificultad para mantener el equilibrio. Suele deberse a un trastorno del sistema vestibular. El sistema vestibular o también llamado aparato vestibular está relacionado con el equilibrio y el control espacial.1 Se encuentra ubicado en el oído interno del ser humano.


Si eres seguidor de Ser Uno, debes saber que lo que convencionalmente se le llama “enfermedades” no son más que programas bilógicos desatados por un conflicto inesperado, vivido en soledad y con mucha intensidad.

EL CONFLICTO BIOLÓGICO

EL vértigo es un programa relacionado a un conflicto de miedo, falta de referencias y negativa a mirar. El sentido biológico del vértigo es impedir un movimiento que nos da miedo.

En más detalle, este es un conflicto de miedo por falta de referencias y de negarse a ver la realidad que nos envuelve. Hay una dificultad ante una etapa de cambios o de transición en la que nos sentimos al borde de un precipicio, podemos decir que hay una sencación de falta o pérdida de referencia en las personas que nos apoyamos.

También se asocia a conflictos de pérdida de nuestro espacio vital. “Parece que nunca estoy donde el mundo quisiera que yo estuviera” y a un conflicto de accidente con muerte en la familia (transgeneracional).

VÉRTIGO COMÚN

El vértigo posicional paroxístico benigno es la entidad más frecuente dentro de los vértigos de origen periférico. Se caracteriza por crisis de vértigo desencadenadas por cambios posicionales de la cabeza y de corta duración. Suele presentarse en los mayores de 40-50 años. El conflicto asociado a el resentir de “Debo cambiar drásticamente mi vida (trayectoria de vida) si no quiero morir aquí”.

VÉRTIGOS CENTRALES:

El vértigo central es debido a la alteración de los mecanismos neurológicos del propio sistema vestibular. En estos casos es frecuente la existencia de alteraciones de la marcha y postura con inestabilidad muy llamativa, visión doble, problemas para la deglución, cefalea intensa, etc. Es resultado de un conflicto de posición (mi posición) junto a conflictos de mancha y protección

VÉRTIGOS PERIFÉRICOS:

El vértigo periférico es el causado por la afectación del laberinto (oído interno) y nervio vestibular (el que lleva la información del equilibrio desde el oído interno al cerebro), y es el más frecuente. Los pacientes suelen presentar además pérdida de audición y zumbidos, presión y dolor en el oído. Está vinculado a un conflicto verbal y de puntos de referencia, miedo al futuro, conflicto en relación a la motricidad de las piernas (pérdida de referencias). Oído interno: "No soportamos oír algo"

6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo