• SER UNO

SALUD INTEGRAL - MENOS ES MÁS

En la ya trillada frase de la película “El club de la pelea”, uno de los protagonistas dice: “Las cosas que posees terminan poseyéndote”. Más allá de si es una crítica al capitalismo o una sátira de los jóvenes “rebeldes”, hay mucha verdad en esa frase.



La idea de querer siempre más ya casi está inscrita en nuestro ADN, como si nuestro instinto de supervivencia dictara que la forma de estar a salvo es comprando y recolectando.


Pero ya no son nada más que alimentos que nos ayuden a sobrevivir al invierno. Ahora queremos más televisores, computadoras, carros, etc. El minimalismo surgió como una corriente estética en el siglo XX, pero culturas orientales ya tenían bien inscrito en su identidad el precepto de la corriente: menos, es más.  


En un intercambio de culturas, el minimalismo le enseñó a Steve Jobs a vivir con lo más práctico (cosa que llevó a revolucionar al mundo con el iPhone) y después de eso muchos japoneses comenzaron a recuperar el estilo de vida en sus hogares y forma de pensar. Estas son algunas de las cosas que podrían ayudarte a vivir de forma minimalista.


Libera tus pertenencias

Muchos minimalistas saben exactamente cuántas posesiones tienen. Un monje budista a veces puede tener hasta siete cosas, un minimalista a veces llega a tener cien o menos. Tal vez tú no deberías dejar todo en este momento, pero sí reducir drásticamente le número de cosas que decoran tu hogar, la ropa que tienes y lo que continúas consumiendo.


Ordena tu espacio

La arquitectura es un arte por muchas razones. Distribuye el espacio de tu hogar, por más grande o pequeño que sea, para dejar la mayor cantidad de espacio libre y que la luz lo llene en su lugar. Tendrás mucho espacio por si quieres meditar, trabajar o simplemente sentir que no estás siendo oprimido por espacios reducidos. No es necesario que termines con una casa vacía, simplemente entiende que cada objeto tiene un espacio específico.


Piensa antes de actuar

¿Realmente necesitas comprar esa prenda o juguete? ¿De verdad es necesario que digas ese comentario, aunque pueda ser hiriente y no aporte nada a la conversación? ¿El desorden que hay en tu casa y en tu vida no puede solucionarse ahora, o sólo estás aplazando las cosas?


Reduce, reutiliza, recicla

Una de las mejores maneras de ayudarte y ayudar al planeta es darles nueva vida a ciertas cosas y al final reciclarlas. Es imposible no consumir en una sociedad como la nuestra, pero el consumo mínimo e inteligente puede ser la clave para mejorar al mundo.  

 

FUENTES:

http://www.theminimalists.com/minimalism/

http://www.labioguia.com/

15 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Mi nombre es Fabián Gussoni, naci en Montevideo Uruguay, soy padres de una niña y un niño. Durante más de 9 años me desempeñé como docente en Instituto Crecer (Colegio INCRE) y todo ese tiempo, logré formarme y adquirir experiencia en Educación Holístico. También fui creador del Taller Espacio de Recreación y Juego Saludable (2011), que se aplicó a los niños y niñas de primaria. De 2011 a 2013, formé parte del equipo coordinador de Pedagogía 3000 y del Enlace Mundial para Una Nueva Educación.

 

A partir de 2014 luego de tomar contacto con la Nueva Medicina Germánica y la Bio Decodificación, logré desarrollar, junto a la experiencia en educación holística y el manejo de herramientas como PNL e Inteligencia Emocional, la metodología de Salud Integral y Crianza Saludable.

Experiencia

( c )  2019 Todos los derechos reservados Ser Uno